Frases para impresionar a los alemanes - English Online TV

Frases para impresionar a los alemanes

¿Qué tal vas de alemán? ¿Mal tirando a fatal? Bueno, no desesperes. Hemos elaborado una cuidadosa fórmula para que puedas impresionar a los alemanes. Todo lo que necesitas es desprenderte por completo de la vergüenza e intentar articular las siguientes frases en las escenas de la vida cotidiana  – ICH BIN EIN BERLINER. Pronto verás cómo caen las mandíbulas de los alemanes gracias a las frases que les dejarán ojipláticos, ahí van:

Darf ich das in Papier eingeschlagen bekommen?

“¿Puede envolvérmelo, por favor?”

Bienvenido a Alemania y a todo lo que sus Flohmärkte (mercadillos) y tiendas tienen para ofrecerte. Pero cuidado, cualquier cosa que compres, te la darán sin bolsa de plástico ni envoltorio. Ahora que puedes decir esta frase por fin podrás participar en la mejora del medio ambiente. Di la frase a cualquier cajera o vendedor que encuentres y verás su cara de sorpresa.

Das Kind werden wir schon schaukeln.

Traducción literal: “Haremos que este niño se balancee”. Significado: “No te preocupes, esto lo solucionamos”.

Así que cuando tu vecino malhumorado se queje porque haces demasiado ruido o porque tu bici está aparcada demasiado cerca de su puerta, conviértete en un tierno gatito soltándole esta frase.

Mach bloß keine Fisimatenten.

Traducción literal: “No intentes ninguna Fisimatente“. Que viene a decir: “No se te ocurra inventarte una excusa estúpida”.

Esta es una buena frase para soltársela a tu compañero de piso que es un poquito vago. Ahora analicemos en detalle la palabra Fisimatenten: en realidad, viene del francés “visiter ma tante” que significa “visitar a mi tía”. ¿Y esto por qué? Bueno, solía ser la excusa de los soldados vagos en tiempo de guerra cuando llegaban tarde. “¿Dónde has estado?” “Ah, nada, estaba visitando a mi tía”. Así que si alguien te dice esto, ya puedes llegar puntual…

In welchem Kiez sind wir hier?

Traducción: “¿En qué barrio estamos?”

Si de repente te encuentras perdido en alguna ciudad, puedes centrarte en el elemento más importante para tu orientación: el Kiez (en slang berlinés, el barrio) en el que te encuentres. Usa esta simple frase para preguntarle a cualquiera que pase por allí y tus probabilidades de sobrevivir aumentarán exponencialmente. No solo te permitirá volver a casa sano y salvo, sino que impresionarás a todo un barrio con la pregunta perfecta.

Alles paletti, danke!

Traducción: “Todo bien, ¡gracias!”

Esta frase, normalmente dicha al terminar una conversación o diálogo, te hará brillar como nunca antes. Por ejemplo, en el caso anterior del papel de envolver de la tienda, podrías haber añadido al final “Alles paletti, danke!”.

Wo ist der nächste Späti?

Traducción: “¿Dónde está el Späti más cercano?”

No pasarán muchos días hasta que llegue el momento, concretamente hacia las 8 de la tarde, en el que te darás cuenta de que las tiendas “normales” están cerradas. Justo en ese momento te acordarás de que necesitas una botella de vino. Hay un lugar mágico llamado Spätkauf, abierto casi 24/7 y que podrás encontrar en cada esquina (o en la mayoría de ellas). Así que cada vez que necesites… ¡cualquier cosa! Desde papel higiénico hasta un mechero, pasando por leche desnatada o champú, simplemente formula la pregunta mágica a cualquiera que pase por la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio